Último Reportaje

Balsas, pozos, aljibes, canales o acequias suponen en muchos casos una trampa mortal para la fauna en el medio natural. Un precioso lagarto bético, un ratoncillo, tortugas, anfibios y otras especies sorprendentes caen en los huecos abiertos en el suelo, desprotegidos y sin vía de escape, donde terminan muriendo. Desde hace apenas un par de años, el Proyecto Rampas Salvavidas se asoma a estos paisajes secos rastreando el terreno, a la búsqueda de posibles víctimas. Son su última esperanza. En un solo canal han llegado a rescatar hasta 300 ejemplares.

Mónica Rubio. Periodista y Bióloga.