Último Reportaje

Se encuentra en una de las más altas elevaciones de Cieza (Región de Murcia, España). Un excepcional lienzo, cuyo descubrimiento acaba de cumplir 60 años, reúne más de 50 figuras de diversos tipos, la mayoría representaciones humanas en actitud danzante. Una reciente investigación confirma la representación de dos encuentros sexuales. “Este hecho nos hace pensar que la propia danza pueda tener un nexo con la fertilidad o, por lo menos, con la sexualidad”, explica Joaquín Salmerón Juan, director del Servicio de Patrimonio Histórico del Ayuntamiento de Cieza. La imponente escena, en su día llena de algarabía y música, nos observa en silencio y desde la muda pared lanza mensajes milenarios a sus espectadores.

Mónica Rubio. Periodista y Bióloga.